SevillaFeriaAbril
 

Inicio

Historia

Real de la Feria

Casetas

Paseo de caballos

Portadas

Calle del infierno

Toros

Carteles

Plano

Cómo vestir

Las sevillanas

Cómo llegar

Dónde aparcar

Comer y beber

Guía práctica

Ordenanzas

Los días previos al comienzo de la Feria de Abril se preparan con mimo la decoración y detalles que embellecen la caseta. Antiguamente se trasladaban a la caseta elementos de decoración de la propia casa. Con el paso del tiempo se ha ido perdiendo aquel sabor tradicional. Cada caseta tiene su propio estilo aunque deben mantener unos parámetros comunes. Para ello, el Ayuntamiento aprobó hace tiempo unas ordenanzas que regulan determinados aspectos de las casetas. El domingo sigue siendo tradición que acuda toda la familia y socios a colocar los adornos, farolillos y flores de papel.


Son más de mil el número de casetas que  se instalan en el Real de la Feria. La mayoría de ellas son casetas familiares, asociaciones y peñas con entrada reservada a sus asociados y familiares. La única forma de entrar en ellas es con invitación de algún socio o titular. El visitante que venga a la feria y no tenga opciones a una caseta privada le queda la oportunidad de entrar en las casetas populares y comerciales (casetas de los distritos municipales,  las de entrada libre o con cuota de entrada), aunque el número de estas casetas es inferior.

Durante la semana de feria muchas familias trasladan su casa al Real. Se reúnen en las casetas a partir de media mañana hasta bien entrada la madrugada. Disfrutan entre cante y baile de un buen tapeo acompañado de una copita de manzanilla o rebujito, tomando al final del día churros con chocolate, para después abandonar el recinto ferial en busca de un lugar de descanso donde recuperar ganas y fuerzas para volver al recinto ferial al día siguiente.

El módulo es la unidad de medida de las casetas. Cada módulo tiene una anchura de cuatro metros y una profundidad mínima de seis. Sobre cada módulo se levanta la estructura básica de la caseta formada por tubos engarzados unos con otros y cubiertos por una lona a dos aguas. Más de 300.000 ml de estructura tubular y 250.000 acopladores se emplean en el montaje de las casetas. Una caseta la componen uno o más módulos.

Las casetas tienen dos zonas perfectamente diferenciadas. Una es la parte delantera llamada zona noble y la otra la parte trasera llamada trastienda.  Ambas se separan por lona, celosías de madera tipo fraileras o cortinas. La zona noble se cubre por una lona listada en colores rojo y blanco o verde y blanco. Las listas tienen una anchura de 10 centímetros y están  impresas a ambos lados de la lona.
 
Sobre la línea de fachada de la zona noble, arriba, se sitúa la pañoleta. Esta se  fabrica en madera, con forma triangular y pintada de blanco, su decoración se realiza con ornamentación de pintura con motivos barrocos. En ella se integra el nombre o anagrama de la caseta también pintados.

Desde la pañoleta se colocan unas cortinas de lona rayada de idénticas características y color que las empleadas para la cubierta, y que son utilizadas para el cierre de la parte frontal de la caseta. Estas  cortinas permanecen abiertas y recogidas,  a ambos lados, durante las horas del paseo de caballos y por la noche, mientras dure la iluminación permitiéndose que se vea el interior de la caseta.

La línea de fachada de la caseta se cierra con una valla que puede ser metálica o de madera pintada en verde y con una altura máxima 1,5 m.

Para la decoración de la zona noble se cuida mucho su ornamentación utilizándose materiales considerados como tradicionales: encajes, tela, papel, mantones, celosías, etc. El ayuntamiento otorga cada año una serie de premios a las casetas que hayan cuidado bastante la ornamentación de la zona noble. En esta zona se coloca el tablao de madera y el sonido.

El segundo cuerpo o trastienda se separa de la parte noble bien por cortinas, celosías de madera o por lona, impidiendo de esta forma que se pueda ver desde el exterior. En esta trastienda se encuentra la zona de servicios de la caseta (sanitarios, barra, almacén y cocina)