SevillaFeriaAbril
 

Inicio

Historia

Real de la Feria

Casetas

Paseo de caballos

Portadas

Calle del infierno

Toros

Carteles

Plano

Cómo vestir

Las sevillanas

Cómo llegar

Dónde aparcar

Comer y beber

Guía práctica

Ordenanzas

ImagenLlegado el mediodía se inicia el tradicional paseo de caballos y enganches por el recinto ferial. Cada día jinetes, amazonas y enganches recorren las calles del Real, ofreciendo una muestra de elegancia y belleza a todo aquel que se acerca a ver este magnífico espectáculo.

Ataviados con el traje típico corto y de flamenca, realizan su entrada al recinto ferial por varios puntos de acceso controlados por los servicios municipales, y discurren por todas las calles del recinto ferial. El horario oficial para el paseo por las calles es desde las 12.00 h. hasta las 20.00 h. Numerosas son las familias que se acercan al recinto para disfrutar de este majestuoso desfile, para proseguir su camino hacia el parque de atracciones y poder disfrutar de los llamados “cacharritos” y de la tan mencionada calle del infierno.


Desde su inicio como feria ganadera, los tratantes se trasladaban a ella en sus carruajes para tratar la comercialización del ganado. Con el paso de tiempo se han ido manteniendo hasta nuestros días siendo los únicos vehículos autorizados a circular por recinto ferial.

A partir de 1970 la presencia de enganches en el recinto ferial, por razones económicas y sociales, desciende arrastrando a un sector de artesanos casi a su  desaparición. En 1983 apareció el Real Club de Enganches de Andalucía quien recupero la presencia de estos enganches en la feria realizando desde 1984 una exhibición de enganches en la Real Maestranza de Caballería.

El número de enganches que pueden tener acceso al recinto queda limitado a un número determinado de  licencias otorgadas por el consistorio. A cada enganche se le asigna un numero de matrícula circulando un día las pares y al día siguiente las impares.

La circulación se realiza ordenadamente en un solo sentido por las calles del recinto prohibiéndose el acceso de caballos y enganches a los acerados y vías peatonales. También se  prohíbe el amarre de cualquier tipo de animal a casetas, árboles, farolas… debiendo permanecer siempre a la mano de una persona mayor de edad

Tipos de carruajes:

  • Milord: carruaje del siglo XIX que puede descapotarse con suspensión normalmente de ballestas elípticas.
    Faetón: El pescante está más elevado que la parte trasera y era muy utilizado para el paseo y la caza.
  • Tilbury: Carruaje de una caja soportada por sus siete ballestas por lo que era el carruaje más pesado.
  • Dog Cart: Carruaje del siglo XIX de dos o cuatro ruedas utilizado para caza por la nobleza. Posee una caja debajo de los asientos para transportar objetos o animales.
  • Buggy: Carruaje del siglo XIX y principios del XX. Su caja es pequeña y ligera y puede llevar dos o cuatro ruedas finas.
  • Carretela: Carruaje utilizado por la nobleza y la aristocracia para pasear y en ocasiones de gala. Pescante desmontable.
  • Charrete: carruaje ligero de dos plazas y dos ruedas. No lleva capota, pero sí guardabarros

Tipos de enganches:

  • Limonera: Carruaje construido con un sólido chasis suspendido por abrazaderas de cuero. La capota se abría hasta la mitad. Limonera: enganche formado por dos varas en cuyo centro se coloca un caballo omula.
  • Tándem: Tiro, generalmente en coche de dos ruedas, de una caballería entre las limoneras y delante otra con los tirantes enganchados a las puntas de ellas.
  • Tronco: Conjunto de dos o más mulas o caballos que tiran de un carruaje desde el eje delantero.
  • Tresillo: Conjunto de dos pares de caballos enganchados en tronco y delante otra enganchada al juego delantero.
  • Cuarta: Conjunto de dos pares de caballos enganchados en tronco.
  • Media potencia: Enganche de cinco caballos, dos en tronco y tres delante en potencia o troica.
  • Cinco a lo largo: Conjunto de cinco caballos, dos pares enganchados a la cuarta y el último delante.